#LiberenADonRamon: para la Fiscal y Presidenta del TSJ.

    Uno de los principales problemas que desde siempre ha tenido que soportar la sociedad mexicana, es la deficiente administración e impartición de justicia, además de la corrupción, que durante las últimas décadas se incrementó exponencialmente.

    Situación que siempre se ha visto incrementada en forma alarmante cuando se trata de aplicarla entre los integrantes menos favorecidos económicamente o políticamente.

    Ejemplos al respecto hay muchos, de hace tiempo, recientes y actuales. Tal es el caso que está sucediendo en la población de Tacamalucan, del municipio de Acultzingo, en la zona de Orizaba. Que por las informaciones recibidas, es de tal magnitud de injusticia, ineficiencia o corrupción, que ya es noticia nacional e internacional en las redes sociales con el hashtag#LiberenADonRamon.

    Los informes de la policía reportan que dos hombres a bordo de un vehículo perseguían al hijo de Don Ramón “N”, que se llama Jonás, con la intención de secuestrarlo. Al darse cuenta de lo que estaba sucediendo, el padre, Don Ramón “N”, con una arma larga de su propiedad que tenía en su casa disparó contra los agresores tratando de defender a su hijo. Lesionando de muerte a uno de los agresores, el que posteriormente perdió la vida. Logrando huir del lugar de los hechos el segundo delincuente.

    Siendo los efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Guardia Nacional al llegar al sitio de los hechos quienes detuvieron a Don Ramón. Siendo el Juez de Control de la Unidad Integral de Procuración de Justicia del distrito XV de Orizaba, quien como medida cautelar, dicto un año de prisión preventiva oficiosa, por el delito de homicidio doloso calificado. A pesar de la relatoría de hechos que muestran claramente que se trata de una acción de legítima defensa de parte de Don Ramón.

    Muy interesante sin lugar a dudas esta penosa situación. Ya que, lo que la convierte en interesante, es la forma en que al tratarle el asunto al Gobernador, expreso que está tenía que ser resuelta por la autoridad “competente”. Autoridad que por el momento    -el aludido Juez de Control-     parece no ser lo suficientemente competente para tratar en la forma adecuada el asunto y como se dice, sobre el tema, el Ejecutivo del Estado “se lavó las manos”.

    Por otra parte, el sencillo pero lamentable asunto, también representa una prueba para la capacidad jurídica, política y de sensibilidad, de las dos féminas que ocupan desde hace unas semanas una de ellas y pocos días la otra, las dos posiciones más importantes en este Estado de Veracruz, en cuanto a la responsabilidad de aplicación y administración de justicia.

    De su actuación en el lamentable asunto, sencillo de resolver, dependerá la OPINIÓN que los veracruzanos tengan sobre la actuación de las mujeres en importantes cargos dentro de la administración pública, en esta entidad. Es una oportunidad que no se debe dejar de pasar así nada más. Usted qué OPINA, estimado lector. Hasta el lunes. noti-sigloxxi@hotmail.com. (Fech. Púb. Vier. 13.diciembre.19)