Por sentirse fotogénico, Éric Cisneros le dio en la madre al relleno sanitario de Chinameca

Por sentirse fotogénico, Éric Cisneros le dio en la madre al relleno sanitario de Chinameca

Reportan del sur del estado que ya existía un oficio en donde el alcalde Chinameca, el señor José Antonio Carmona Trolle, había dado “luz verde” al proyecto del relleno sanitario en Chinameca. El oficio firmado el 21 de diciembre de 2018 decía en parte: 1.-Gravas del Sureste, S.A. de C.V. Enrique Quintanilla Hayek (…) les informamos que por parte de este Ayuntamiento no tenemos objeción en que desarrollen dicho proyecto, siempre y cuando, cumplan toda la normatividad existente en materia ambiental y legal que corresponde al proyecto (…) Quedamos a la espera de los resultados de sus trámites legales y estudios correspondientes. Sin más por agregar, se firma, ciudad de Chinameca, Ver, a los 21 días del mes de diciembre 2018. Atentamente: José Antonio Carmona Trolle”. Al parecer el alcalde Carmona Trolle, sin consultar al cabildo y mucho menos al pueblo, ya estaba dando anuencia para que se hiciera un relleno sanitario que pondría en riesgo la salud de los vecinos de la zona. ¿Cómo se enteraron los vecinos? Pues porque el fotogénico Éric Cisneros Burgos subió fotos a su Facebook en donde decía que el proyecto del relleno sanitario en Chinameca iba “viento en popa”. Debido a eso estallaron los pobladores, empezaron a indagar y tomaron medidas para detener ese proyecto que se estaba haciendo en lo oscurito. He aquí la foto del fotogénico secretario de Gobierno.

Patrocinio abre otro frente, ahora quiere fastidiar a Fernando Yunes

El conciliador le dicen, el diplomático, el dialogador, el caso es que Éric Patrocinio Cisneros Burgos, muy a su manera de porro, ya no busca a quien se la hizo, sino a quien se la pague. Éric Cisneros, ahora la sobemos, es un generador de conflictos. Su falta de oficio o su carácter conflictivo puso al gobernador en una situación donde fue sobajado, pendejeado, humillado. Pero él paga para decir que está muy firme, y debe de serlo, porque Cuitláhuac García, el gobernador sobajado, le permite seguir creando conflictos. Ahora va con las autoridades del puerto de Veracruz, porque el señor ya no busca quien se la hizo, sino quien se la pague. Fue por ello que mandó poner un módulo itinerante del Registro Civil. Pero se puso como vendedor ambulante, sin pedir permiso, robándose la energía eléctrica y en donde se le pegó la gana. Por supuesto que el ayuntamiento de Veracruz intervino, porque todo lleva un orden. No se trata de impedir que el gobierno del estado ponga un módulo del Registro Civil, se trata de que las cosas se hagan con orden. El gobierno del estado, por sentirse más poderoso, no puede pasar por encima de la Ley Orgánica de los municipios. En todo caso el Estado se violenta y lo que se crea es un gobierno feudal, donde el señor gobernador pediría tributo a sus súbditos sin esperar reclamos. Así quiere gobernar Cisneros Burgos, como señor feudal, por eso ordena a los que se dejen mangonear para que hagan sus protestas ficticias; al rato va a pedir a sus lacayos del Congreso una #LeyAntiFernandoYunes. Pero Veracruz es un estado, no el feudo de un “caballero de Otatitlán”.

No sólo el gobierno debía cambiar, también los ciudadanos; roban ganado de un camión accidentado en Veracruz. ¡Hasta destazan ahí a los animales!

Hay videos en donde se ve como un cambión de frutas se accidenta en Japón y las personas acuden a auxiliar al conductor y al mismo tiempo a recuperar los víveres para regresarlos al camión. En México las cosas no ocurren así. En Veracruz han sido frecuentes los saqueos a camiones accidentados que llevan refrescos, comestibles o cerveza. Pero no habíamos visto que se robaran las vacas. Hace unos días un camión que transportaba ganado sufrió un accidente y los pobladores del lugar, en vez de ponerse a ayudar al conductor, empezaron a llevarse su mercancía. ¿Y qué era lo que llevaba? Vacas. El accidente ocurrió en el tramo de la autopista Tinajas-Cosoleacaque, la voz se corrió entre la población y todos acudieron por su vaca, la cuales al ser robadas sufrieron maltrato. Pero lo más bestial de todo fue que en el mismo lugar del accidente unos pobladores mataron las vacas, las destazaron y se las repartieron. Da pena decir que fue en Veracruz. En serio, de nada va a servir la 4ª Transformación si los ciudadanos no cambiamos en algunos aspectos. Por cierto, la autoridad nunca se hizo presente. De todos modos, así hubiera ido el gobernador, hasta lo obligarían a comer de la barbacoa de esas vacas.

Armando Ortiz                                                           aortiz52@hotmail.com