!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
  • Los “demonios” vestidos de candidatos andan sueltos
  • Dos orquídeas florecen en el pantano de la política

Por Ángel Álvaro Peña

El desfile de aspirantes a la presidencia municipal de Tuxpan ha comenzado, y con las famosas alianzas todos se creen con posibilidades de llegar a la silla mayor de Juárez 20. Sin embargo, este fin de semana cayeron los primeros aspirantes porque Morena no irá con el PVEM y tampoco aceptará expriistas.

El primer suspirante que no llegó ni al registro fue José Manuel Pozos Castro, un expriista que intentó lavarse la cara con el PT y ahora viste los colores de Morena. La semana pasada se destapó públicamente para contener por la presidencia, pero el sábado los consejeros nacionales, estatales y distritales se reunieron en Tuxpan e hicieron pedazos su aspiración.

En una reunión celebrada en la Quinta la Esperanza, se anunció que Morena solo aceptará candidatos con trayectoria de lucha social y antigüedad partidista. Están vetados los expriistas, expanistas y todo lo que represente el pasado corrupto.

Aun cuando Pozos Castro vaya a llorarle al gobernador Cuitláhuac, que es su padrino político, de nada le servirá, porque la decisión la tomará el Consejo Nacional, por recomendación de los consejeros estatales. Este pre-acuerdo también dejaría fuera de la jugada a Javier Sánchez Balderas, quien pese a ser buen elemento, arrastra su pasado priista y petista.

El segundo en quedar fuera de la jugada, o al menos con poca posibilidad de triunfo, es Alberto Silva Ramos, quien le había apostado a una alianza entre el PVEM y Morena, pero esto se vino abajo, también por acuerdo de los consejeros.

Si Beto Silva continúa con su aspiración de contender por la presidencia municipal, irá solo con el Verde, partido que no tiene seguidores en Tuxpan, porque siempre funcionó como sanguijuela del PRI. En la última elección a la alcaldía, el PVEM solo obtuvo 1,742 votos.

Esta jugada de Morena para dejar fuera a Pozos, a Javier Sánchez y Beto Silva, fue impulsada por el diputado Marco Antonio Medina, el Profesor Genaro Ibáñez y conservadores de Álamo, entre ellos Abimael Cabrera.  Marco Medina quiere el camino libre para ser el abanderado de la 4T y ya empezó a dar patadas bajo la mesa.

El diputado Medina no ha aprendido a leer entre líneas y está siendo sordo a las voces del pueblo que gritan que ya están hartos de radicales, de fanáticos de la 4T, de mentirosos, de incumplidos y de la doble moral. El señor de las rifas y tandas, como le llaman, debería irse a una casa de campo a vivir su senectud, en lugar de buscar la eterna juventud en el poder político.

Pero no es el único que busca el poder para ocultar sus debilidades y superar sus complejos de inferioridad, ahí está Juan Ramón Gánem que lleva meses haciendo ruido en los medios de comunicación para que el PRI lo tome en cuenta, pero en el PRI ya no lo consideran miembro del partido, se quedó huérfano.

Además, Juan Ramón tiene pésimos antecedentes y una mala reputación, por lo que el partido tricolor optaría por Crisóforo Hernández Cerecedo, por Rolando Núñez Uribe o Miguel Ángel Elizalde.

El que de plano ya sabe que no lo quieren en ningún partido es Everardo Gustin, quien volverá a participar por la vía independiente. Él intenta combatir el repudio social en su contra con despensas y dinero, pero esta táctica no le resultó en el anterior proceso electoral y menos en este.

Alguien se ha encargado de filtrar la información de que habrá alianza PRI-PAN-PRD y ponen como candidato de esta trilogía a Everardo Gustin, pero solo es una mentira cruel, porque hay varios personajes de mayor peso político que le llevan la delantera.

A Everardo solo lo ven como un cajero automático que da dinero, pero no genera votos y una elección se gana con votos. Así de dura es la política.

Pero no todo es malo en Tuxpan, porque esta vez hay mujeres de gran valor que han levantado la mano y le están poniendo sabor a lo que será la elección del 2021.

En el PRD, Adela Morales Méndez está encabezando un proyecto basado en liderazgos de jóvenes y mujeres que buscan inspirar a la sociedad hacia una transformación verdadera, con sentido social, humanista y de respeto. Sin duda, la sangre joven, entusiasta y honesta le dará una nueva dinámica al gobierno.

El Partido del Sol Azteca es el único que tienen un proyecto claro, definido y con sentido incluyente, por lo que, aun sin alianza, tiene todas las posibilidades de triunfo, siempre y cuando vaya con Adela Morales.

Otra mujer que destaca es Citlali Medellín Careaga, quien con su gran visión de estadista logró transformar Tamiahua en solo 3 años y es una alcaldesa que se ha ganado el reconocimiento internacional. Ella sería una gran diputada y es la joya más valiosa del PVEM en Veracruz.

Citlali es ampliamente conocida en el distrito porque su liderazgo impulsó a todos los presidentes municipales del norte de Veracruz a actuar con valor y a tomar decisiones emergentes para proteger a sus pueblos de la pandemia.

La alcaldesa de Tamiahua, sin tener los grandes presupuestos de otros municipios, construyó infraestructura para el desarrollo e hizo de Tamiahua la capital de la cultura y las artes, y un emporio turístico.

Es claro que en tiempos políticos emerge lo peor y también lo mejor, lo importante es saber elegir.

!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube