ENMOLADAS

La Comisión Nacional de Derechos Humanos debe intervenir de inmediato, en la protección de la violencia que ejercen los chairos, en contra de sectores sociales. Periodistas, activistas sociales, ciudadanos críticos de AMLO, son objeto de amenazas de muerte. Con una vulgaridad tremenda y una ignorancia terrible, los defensores del partido MORENA y su máximo líder, están en pie de guerra. Basta ver en las redes sociales, la agresividad extrema que utilizan en contra de sus detractores. Así dividido el país, iremos a un abismo más profundo. Al partido en el poder no le importa, pues ellos traen su propia batalla, en donde la violencia está presente y olvidan que quienes les pagan, son los contribuyentes. Hay que detener esto, porque cuando se salga de control podemos ir a un enfrentamiento social, de lamentar.