UPAV, lista para el saqueo; millones que aportan alumnos van a “Somos para Bendición AC”

UPAV, lista para el saqueo; millones que aportan alumnos van a “Somos para Bendición AC”

Desiree Bocanegra, sabe moverse en cualquier ámbito político. Ella dice conocer a Dios, dice servir a Dios y por ello desde el 2017 crea su Fundación “Somos para Bendición AC”, dice que con el propósito de ayudar a los indigentes. En un principio, comenta en una entrevista del 2018, no tenía recursos y por ello empezó a tocar puertas. Desiree Bocanegra sabe moverse en los ámbitos políticos, lo mismo se cuela con Rosa Borunda, lo mismo se cuela con Paty Lobeira, esposa de Miguel Ángel Yunes Márquez, lo mismo se cuela en la campaña de Yunes Márquez. Ella es de Coatzacoalcos, de donde también es el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor. Lo suyo, señala Desiree, es dar de comer a los que tienen que comer, vestir a los que no tienen que vestir, ayudar a los que no tienen quien les ayude. Si lo suyo es orar a Dios y hacer el bien al prójimo, ¿qué carajos está haciendo en la Universidad Popular Autónoma de Veracruz? Rosalba Aguilar Alonso, quien paso de ser consultora de Mary Kay a empleada del excontralor Iván “El Burro” López Fernández, ordenó que los pagos de los alumnos de la UPAV, que suman millones, se depositen en la cuenta bancaria de la Fundación “Somos para Bendición AC” de Desiree Bocanegra. ¿De qué se trata? ¿Es un robo descarado? ¿Ahora la UPAV será una beneficencia pública? ¿Quién está atrás de Desiree, Roberto Ramos Alor, Zenyazen Escobar, Rosalba Aguilar o el mismo Cuitláhuac García? ¿Alguien va a detener este robo descarado?

Priistas, panistas morenistas no entienden lo que es un servidor público; Guillermo Sosa de Tránsito cree que su tiempo es más importante que el de los ciudadanos

La 4ª Transformación no incluye un cambio de actitud por parte de los servidores públicos. El caso es que no importa de qué partido sean, los servidores públicos siguen sin entender que son ellos los que están para servir al ciudadano. El servidor público cree que es más importante él que el ciudadano, por eso se pueden dar el lujo de hacer esperar al ciudadano el tiempo que quieran mientras ellos están en las famosas “reuniones”. Esa excusa es la más recurrida. Por ejemplo, en Tránsito del Estado de nada sirve que las secretarias sean eficientes en su trabajo. Entregas los documentos para cualquier trámite y ellas lo sacan de inmediato. ¿Dónde se traba el asunto? En la firma del responsable. Nos comenta un ciudadano que acudió a Tránsito del Estado a tramitar un permiso provisional de 15 días para transitar en un auto que acaba de comprar. El trámite fue de lo más rápido. De acuerdo con el sello de pago en un Fasti a las 12:46 horas ya estaba listo para recoger su documento, pero le dijeron que esperara 30 minutos. Los espero, avisó a las personas de su siguiente compromiso que llegaría 30 minutos tarde. Pero se llegaron los 30 minutos, los 60 minutos, los 90 minutos, los 120 minutos y Guillermo Sosa, subdirector de Planeación de la dependencia, no firmaba el documento. La excusa, que estaba en una reunión importante. El ciudadano tuvo que dejar el documento y retirarse. ¿Cuánto le hubiera tomado al funcionario en firmar los documentos en espera? ¿cinco minutos? Pero no, el tiempo del funcionario era más importante que el de los ciudadanos, tan importante que les podía robar dos horas a los que esperaban. Lo dicho, serán priistas, panistas o morenistas, los servidores públicos siguen sin entender que ellos están al servicio de la ciudadanía.

¿Ya hicieron su Pago Anual Anticipado?, prepárense para el tandeo; se los llevaron al baile

Desde hace meses cuando nos llegó la queja de un lector de Libertad bajo Palabra a quien obligaron a pagar los últimos tres meses del año, a pesar de haber hecho su pago anual anticipado en el 2018, les advertimos que el ayuntamiento de Xalapa ya no consideraría los pagos anuales anticipado como tales, sino que el monto que usted pague por anticipado sólo será un saldo que cuando se agote lo obligará a pagar los meses que le falten. El compromiso lo comparamos con el saldo que se le pone a un teléfono celular, en el momento que el saldo se agote, tiene usted que pagar nuevamente. A eso hay que sumar que los cobros son un tanto arbitrarios, pues una persona nos reportó también que a pesar de que su consumo no pasó de 300 pesos mensuales durante el mes, a él le cobraron 3 mil 600 de pago anual anticipado y eso que le hicieron el 15% de descuento. A todo esto, sume usted el tandeo que desde los meses de enero ya se están programando. Si no pueden garantizar el abasto de agua todos los días, si le van a cobrar a uno una tarifa arbitraria, si no hay garantía de que hecho el pago no se volverá a pagar el servicio de agua en un año, ¿entonces de qué sirve el Pago Anual Anticipado? Es una tomadura de pelo por parte del inepto Hipólito Rodríguez.

 

Armando Ortiz                                                           aortiz52@hotmail.com