TURISMO ENTRE LA IGNORANCIA Y EL TACO DE LENGUA.

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define la palabra verborrea como: verbosidad excesiva (Mucha palabrería hueca).

Cada vez que la titular de la secretaria de turismo del Estado de Veracruz habla de convenios, logros, intenciones y planes, da lástima y vergüenza al sector turístico, ya que solo refleja el fracaso de este ramo en la entidad. Ya que frecuentemente expresa sus pensamientos sin fundamento, uno reflexiona que; o son sin sustento, o carecen de una racionalidad lógica con un claro reflejo del desconocimiento brutal de lo que comunica a los ciudadanos veracruzanos y a los empresarios del ramo.

Un ejemplo claro es su falso “interés” en impulsar el turismo rural y comunitario. Ya que la dependencia a su cargo menciona que esta modalidad de turismo tiene la ventaja de que “no requiere de infraestructura hotelera, ya que son los habitantes quienes proporcionan el alojamiento” y agrega “mismo que será en sus hogares, así como los alimentos que la familia anfitriona consuma”, lo que refleja la ausencia de inteligencia y nulos conocimientos en el tema. Y como ejemplos tenemos el turismo rural en los viñedos del Estado de Baja California o en las comunidades y turísticas de Chiapas, que cuentan con habitaciones para huéspedes, sanitarios dignos, restaurantes y/o comedores, y visitas guiadas opcionales para que “conozcan las actividades y paisajes de la propiedad donde se encuentran y disfruten de estos paseos.” También menciona que “las actividades a realizar serán la siembra, la pesca, la agricultura, la ganadería, la elaboración de artesanías y de alimentos” (en pocas palabras el turista pagará por trabajar o partirse el lomo).

El representante de la Sectur menciona que a diferencia de otros países, “no se ha explorado este tipo de turismo rural en Veracruz”, Yo le sugiero a la Secretaria de Turismo ponerse a leer e investigar del tema, y  dejar de “quemarse”, por hablar sin conocer del tema. Hay que recordar que en boca cerrada no entran moscas.

A diferencia de otros estados, en el que los eventos y desarrollo de diversas actividades turísticas operan todo el año, en Veracruz se han limitado a eventos temporales de corta duración (días) como ferias, festivales, gastronómicos que solo se entera parte de la población local donde se realiza, torneos, convivios que son más entretenimiento de la población local y alrededores, pero no para atraer turistas nacionales e internacionales. Y uno que otro evento especial mal denominado Cumbre, que han venido para abajo a pesar de las mentiras de que son un éxito internacional (que solo conocen pocos por la pobre promoción). Lo que impide el desarrollo de una verdadera industria turística en Veracruz, y que sería acompañado de un desarrollo hotelero fuerte (no hablo de hoteles de paso), y de los respectivos restaurantes de alto nivel.

Xóchitl Arbesú basa sus estrategia en usar redes sociales de manera “intensiva”, pero no tiene idea de como lograra esto, porque el uso de especialistas en redes sociales del área de turismo, implica un costo que ella no quiere realizar aún en oposición a los hoteleros que piden más acciones de promoción eficaces. Los representantes del sector del hospedaje y restaurantes de Veracruz a pesar de señalar que ha fracasado la promoción de la entidad, la titular de Sectur estatal insiste que ella tiene “otros datos”, evitando dar cifras y menos comprometiéndose a defender su dependencia a su cargo en la que se aprecia que su único interés en mantener las oficinas de sector ubicadas y con su gente apilada la avenida de 20 de noviembre, es para seguir cobrando sueldo y beneficios, mientras el negocito y la mentira dure.

Se habla (sin razonar), de un crecimiento de recepción de turistas extranjeros del 331 % y sin embargo no explica la baja ocupación de cuartos de hoteles y el cierre de algunos hoteles en algunas ciudades de Veracruz. Lo que refleja la manipulación de información de Datatur.

Lo más lamentable fue el dispendio de recursos económicos para irse a pasear a España en compañía de los presidentes municipales y hablar de convenios con empresas de cruceros que al tiempo se confirmará que solo fue taco de lengua de la titular, y que los acuerdos de hermanamiento, no operan y solo sirven para justificar paseos de presidentes municipales y familiares.

 

Hoy en día la Sectur, se dedica a formar consejos municipales de turismo, en municipios que no se justifica su existencia y peor si no cuentan con un presupuesto digno para desarrollar esta actividad.

Con su reciente y nada justificable viaje a China (excepto que fue un paseo pagado por el pueblo de México), estamos esperando la sarta de mentiras de como millones de chinos vendrán a Veracruz y que seremos felices por siempre, aunque solo sea en su imaginación.

Con secretarias de turismo sin perfil, y solo agachando la cabeza a lo que diga el patrón Gobernador, poco pueden esperar los que viven del turismo en Veracruz.

La reflexión es suya, hasta la próxima.