TURISMO INFLADO ESTATAL.

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define la palabra inflar como: Exagerar o abultar hechos, noticias, etc.

Uno de los grandes vicios sectoriales en materia de turismo es generar y difundir mentiras triunfalistas en materia de cifras y hechos  que solo existe en la imaginación de los titulares de las Secretarías de Turismo Estatales.

Lo anterior es producto de la necesidad de presentar éxitos y maravillosas expectativas soñadoras en materia de turismo para sus patrones los Gobernadores en turno, sin que esto tenga sustento. Ejemplo de lo anterior lo tenemos en mentir que la ocupación hotelera alcanza el 100% cuando en realidad es del 50% o 30%, y todavía la Secretaria de turismo Veracruzana rebate a las Uniones, Asociaciones y Cámaras hoteleras, que son los que presentan cifras reales ya que ellos viven, tienen los registros de cuartos y sufren la baja ocupación de de los mismos.

Otro ejemplo es exagerar el número de visitantes que ingresan a su estado, un ejemplo lo tenemos en el caso de Veracruz cifras infladas sin ningún sustento real, y peor aún no mencionan que son turistas con muy limitada capacidad de consumo y gran parte de estos turistas son de “hotel camarena” o enlatado, por lo que los beneficios económicos para las empresas turísticas y la población local son mínimos.

Se habla de que hay pocos recursos, sin embargo en la SECTURC sea por ignorancia, ambición política o estupidez, sus funcionarios para justificar y simular que si buscan mejorar la actividad turística, dan discursos a pasto con mentiras de avances en esta actividad, y que compite a nivel internacional, y para estimular esta mentira, realizan paseos los titulares en turno con su séquito a otras ciudades ya sean nacionales o del extranjero, inventan invitaciones, pretextos de realizar convenios para fortalecer el turismo, es el caso del reciente viaje a la Feria Internacional de Turismo 2019 (FITUR) España, acompañado de funcionarios de la SECTURC a sus órdenes, y con 11 presidentes municipales bajo el pretexto de firmar hermanamientos con pueblos de España, que finalmente son y serán convenios estériles. Pero eso si bien paseados a costa del erario público. En la práctica más del 90 % de los convenios de hermanamiento en México son simples pretextos para pasear y fingir acciones en “pro” del turismo.

También, mentiras con afirmaciones en materia de turismo de cruceros, que no son otra cosa que puro taco de lengua como la firma de un convenio con la empresa española de cruceros de Pullmantur (ya parece que en un viaje corto se firman estos convenios, la verdad es que habrá traído unos folletos para sus falsas afirmaciones).

Agregue querido lector la falta de infraestructura de calidad en materia de carreteras, y la falta de un muelle decente en la costa, para recibir turistas de cruceros, lo anterior contribuye a frenar el desarrollo de esta actividad. Pero el discurso triunfalista de la SECTURC, habla de “facilidades” para recibir visitantes nacionales y extranjeros, lo que a todas luces es una mentira.

Además de especializarse en crear y mantener elefantes blancos, ya que carecen de conocimientos en la promoción de infraestructura como lo son los World Trade Centers subutilizados.

Parte de este gran problema es la ausencia de un perfiles obligatorios para los puestos de presidente municipal, síndico y de manera particular el de Director de turismo municipal, lo que explica el sin número de fracasos en su “intento” por sacar adelante el turismo, y que lo que priva es la ignorancia acompañada de una buena dosis de enriquecimiento personal y abusos del puesto.

En la SECTURC no cantan mal las rancheras, la titularidad de la cartera la han ocupado, desde vendedores de volovanes, tablajero, licenciadas en Derecho con nula experiencia en turismo, hasta notarios públicos (que en sus informes sectoriales de gobierno, se aprecia su nulo conocimiento de lo que es turismo, pero eso, si felices de cobrar un sueldo), lo que refleja el nulo interés del Gobernante en turno por desarrollar la actividad turística en Veracruz. Adicionalmente esta dependencia con su dotación de servidores públicos (muchos de los cuáles cobran, y no sirven para nada). Lo que se refleja en la ausencia de creatividad para generar productos turísticos y no salen de ferias y festivales de corta duración.

Sin duda alguna, se requiere personal con amplios conocimientos en la SECTURC y Direcciones de turismo municipal, y abstenerse de contratar parientes, amigos y recomendados de funcionarios y familias de políticos que viven del erario público, solo así surgirán ideas y decisiones acordes con el desarrollo del turismo estatal y la generación de empleos permanentes.

La reflexión es suya, hasta la próxima.