Cuando la persistencia se convierte en necedad descubre intenciones ocultas en la insistencia. Santiago Creel meses atrás inició su aventura hacia el diálogo con el gobierno guardando la apariencia del entendimiento, y, por fin, ser parte del gobierno, luego de cuatro años de gritos e insultos de parte de los panistas, tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado.

Una de las funciones esenciales de la oposición es co-gobernar, acción que desperdició el PAN, más aún por ser la segunda fuerza electoral, pero quiso competir con el gobierno como si todavía estuvieran en campaña.

La oposición siempre fue propositiva, pero nunca le permitieron dar sus puntos de vista. A partir de 2018, en lugar de que la nueva oposición se convirtiera en parte del gobierno, prefirió el enfrentamiento, con la intención de impedir gobernar a la Cuarta Transformación, hasta que terminó por desgastarse con tanta descalificación y gritos.

El secretario de acción política del PAN y diputado federal, quien en realidad es el principal asesor del líder nacional del PAN, por no decir su manejador, hace meses comenzó a solicitar un diálogo con el Presidente de la República, éste le canalizó con el encargado de la política interna del país, que es quien debe atender estos asuntos, pero Creel insiste en iniciar la plática con Adán Augusto López y terminarla con López Obrador.

 

 

Los conservadores son gente muy convencional, tanto que se vuelven previsibles, y es fácil conocer sus intenciones a través de su retórica torpe y reiterativa. Así Creel al insistir en hablar con el Jefe del Ejecutivo comenzó a anunciar el motivo de su obsesión y se atrevió a decir:

 

Yo les pido que primero escuchen mi propuesta, que la evalúan, que es algo nuevo, que es algo distinto, que está razonado, que está fundamentado en nuestra Constitución, en nuestro ordenamiento máximo”

 

Pero Creel en su afán por sentirse superior a cualquier, como dice la canción, y sin noción de la realidad el país afirmó que la Administración en la que él fue el encargado de la política interna, ha sido la única en 50 años que logró bajar los índices de violencia, al punto en el que han sido los más bajos en esos años.

Es decir, se autodenomina ejemplo de paz social, y quienes recordamos ese gris periodo de gobierno de Fox, pensamos que no sólo perdió la vergüenza sino la memoria.

El ex presidente Felipe Calderón, en plena campaña calificó de desastrosa la gestión de Santiago Creel en la Secretaría de Gobernación, al afirmar: “Podrá ser muy buena persona, un bombón, como dijo Andrés Manuel López Obrador, con excelentes cualidades, pero como secretario fue malísimo. Esa es la verdad”.

Añadió Calderón que la operación política de Creel fue tan ineficiente que deja muy debilitado al gobierno federal, hecho que se refleja en la caída que ha tenido su imagen en las encuestas.

Legisladores de PRI y PRD calificaron de desastrosa la gestión de Creel Miranda y advirtieron, junto con el entonces presidente nacional del tricolor, Roberto Madrazo, que es necesario que el nuevo responsable de la política interior dé certidumbre al proceso electoral de 2006.

Una vez que se dio a conocer la renuncia del funcionario dijo esperar que ahora sí haya un secretario que pueda verdaderamente servir al Presidente. El relevo va a ser positivo, pues la operación política del gobierno y de esa dependencia había sido francamente desastrosa o por lo menos muy ineficiente o mala. “Espero que un nuevo secretario pueda verdaderamente avanzar en el enorme rezago que se tiene” en esta área, subrayó.

 

 

Manuel Bartlett, al conocerse, en 2005, la renuncia de Creel a la Secretaría de Gobernación señaló que Creel es responsable del caos que se vive en el país; su gestión ha sido un desastre.

El diputado de Convergencia, ahora, Movimiento Ciudadano, Luis Maldonado Venegas, señaló que “la labor del panista dejó mucho que desear”, ya que no buscó acuerdos ni consensos con las fuerzas políticas y, a consecuencia de ello, el país vive sumergido en un clima de incertidumbre, conflictos poselectorales e inseguridad.

Esas fueron sólo algunas de las calificaciones que recibió Creel de su gestión al frente de Gobernación, tareas que ahora trata de sugerirle a Adán Augusto y quiere convencer a López Obrador de que fue el mejor de la historia al frente de ese despacho.

Es muy comentado el hecho de que horas antes de dejar su oficina en Bucareli, Santiago Creel autorizó cientos de permisos para casinos, con su consiguiente propina. Una semana antes de su salida de Gobernación y listo ya para iniciar su campaña otorgó permisos a un grupo de acaudalados empresarios mexicanos, entre ellos algunos relacionados con los medios de comunicación como Emilio Azcárraga Jean, de Televisa; Olegario Vázquez Raña, del Grupo Imagen, y Carlos Enrique Abraham Mafud, concesionario de TV Azteca en Yucatán.

Al propietario de Televisa le autorizó 170 centros de apuestas y salas de sorteos de números; al propietario del diario Excélsior, Cadena 3 y Reporte 98.5 le dio permisos para operar 20 salas de sorteos de número y al concesionario de TV Azteca, en Yucatán, le otorgó 36 autorizaciones para operar centros de apuestas y salas de sorteos de números.

Esa es la lección que quiere que aprenda Adán Augusto. Recientemente Creel fue motivo de burla por dos situaciones que muestra su falta de atención a su trabajo, al nombrar al diputado Salvador Caro Cabrera como diputado Caro Quintero. Otro de los motivos que motivó lo tundieran en las redes fue el hecho de desconocer el protocolo en una ceremonia oficial al grado tal que una militar lo separó del Presidente de la República. Como estos errores hay muchos que no olvida la población, pero su pérdida de memoria y vergüenza lo obligan a sentirse el profesor de otros que ni siquiera tiene conciencia si hacen bien su trabajo, porque Creel ha demostrado que vive en otro mundo.

 

PEGA Y CORRE

La importancia que México cobra en el extranjero forzó a la Casa Blanca a declinar a nombrar a un candidato a presidente del Banco Interamericano de Desarrollo. Biden anunció que el presidente del banco de desarrollo más grande de América Latina provendría de un país prestatario de la región. Al mismo tiempo, el presidente López Obrador propuso a la mexicana, nacida en la Ciudad de México, Alicia Bárcena, ex jefa de la Cepal para dirigir ese banco.

 

 

Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes

!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube