!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube

Existen obras literarias y cinematográficas que parecen un espejo de la realidad que estamos viviendo con la pandemia del coronavirus

El 2020 ha pasado a la historia como uno de los años más caóticos; el destape a principios de enero de la presencia de una neumonía de origen desconocido en Wuhan, en China, que más tarde se convertiría en una pandemia mundial por el virus SARS-CoV-2, las medidas sanitarias como el distanciamiento social y la cuarentena implementadas por la crisis, fueron algunos de los factores que llenaron de temor e incertidumbre. En los periodos de mayor angustia colectiva, soledad y hasta desesperanza, las personas comenzaron a echar mano de las artes, algunas se refugiaron en la literatura y otras en el cine; parecía que no era suficiente estar viviendo un presente confuso, necesitaban consultar materiales ficticios o reales de la experiencia de otras personas en situaciones similares como la de una pandemia.

Es por eso que el consumo de cine y literatura se incrementó visiblemente durante este periodo, pero no cualquier tipo de literatura, la gente estaba ávida de encontrar los porqué y los cómo; fue así como dieron con escritores y cineastas que se habían adelantado a los hechos “presagiado” la tragedia que ocurriría en 2020.

Pero, este fenómeno no es nuevo; los expertos señalan que el ser humano suele refugiarse en la ficción literaria o cinematográfica para procesar mejor una catástrofe. Ejemplo de ello, es lo que ocurrió en Francia tras los graves atentados de París del 13 de noviembre del 2015, se incrementó la demanda de “París era una fiesta”, de Ernest Hemingway, en un intento de catarsis para recuperar el optimismo y no caer en la obsesión de la amenaza yihadista. El incendio de la catedral de Notre Dame, en abril del año pasado, también hizo ganar lectores para “Nuestra Señora de París”, de Víctor Hugo.

Lo mismo ocurre con el cine, el consumo de cintas con la temática que se vive en el entorno incrementa; las plataformas reviven sus éxitos pasados y los directores se asombran con las búsquedas de su contenido sobre pandemiasvirus y catástrofes que se disparan en los buscadores, todo regresa una vez más para satisfacer al público.

¿LA LITERATURA Y EL CINE PREDIJERON LO QUE OCURRIRÍA EN 2020?

La realidad es que, a lo largo de la historia, la humanidad ha atravesado por varios episodios de crisis: guerras, terremotos, pandemias, atentados y muchos otros sucesos que han dado pie o servido como inspiración para la creación de novelas y películas. Por eso es sencillo encontrar tantas similitudes en los trabajos que han hecho escritores y cineastas en otras épocas. Todo pareciera formar parte de un ciclo, en el que solo cambian los protagonistas.

ESTAS SON LAS OBRAS Y ESCRITORES QUE SE ADELANTARON A LOS HECHOS DEL 2020

“DIARIO DEL AÑO DE LA PESTE”: DANIEL DEFOE (1722)

“Fue en los comienzos de septiembre de 1664 cuando, mezclado entre los demás vecinos, escuché durante una charla habitual que la peste había vuelto a Holanda…”. Así comienza un libro muy extraño, “Diario del año de la peste“, de Daniel Defoe. Un libro que hoy se puede leer como una crónica periodística de la plaga que ese año asoló la ciudad de Londres. El diario, que es uno de los más buscados en las librerías en estos días junto con “La peste“, de Camus, se encuentra agotado, por lo que las editoriales Alba e Impedimenta ya trabajan en sus reediciones.

Defoe, más conocido como el autor de “Robinson Crusoe”, escribió este libro tardío con la intención de dejar constancia de las miserias, y las pocas virtudes, que una epidemia conlleva. Una especie de guía de cómo se desarrolla pormenorizadamente una plaga de este tipo y en especial, cómo se comporta la población cuando se han disparado las alarmas. Poco podíamos imaginar hace solo unos meses que el libro podría ser también para nosotros un espejo, 350 años después de los hechos relatados. Naturalmente, con las debidas y prudentes distancias, porque la mortalidad entonces sí que era masiva y atacaba a toda la población. Pero, con el bacilo del covid-19 aún por el mundo, es inevitable ver el paralelismo.

Lo más aterrador de “El diario del año de la peste“, no es la relatada minuciosidad y viveza casi hiperrealista con la que relata la tragedia, sino el hecho de que logró una obra magistral aun sin haber presenciado lo hechos, ya que el escritor tenía apenas cuatro años cuando ocurrió todo.

“LA PESTE”: ALBERT CAMUS (1947)

La peste” de Albert Camus, nos enseñó que las peores epidemias no son biológicas, sino morales. En las situaciones de crisis, sale a luz lo peor de la sociedad: insolidaridad, egoísmo, inmadurez, irracionalidad. Pero también emerge lo mejor. Siempre hay justos que sacrifican su bienestar para cuidar a los demás. Publicada en 1947, “La peste” intenta ser una respuesta al dolor desatado por la Segunda Guerra Mundial. Ambientada en Orán, narra los estragos de una epidemia que causa centenares de muertes a diario. La propagación imparable de la enfermedad empujará a las autoridades a imponer un severo aislamiento. Todo comienza un dieciséis de abril. En esas fechas, Orán es una ciudad con una vida frenética. Casi nadie repara en las existencias ajenas. Sus habitantes carecen de sentido de la comunidad. No son ciudadanos, sino individuos que escatiman horas al sueño para acumular bienes. La prosperidad material siempre parece una meta más razonable que la búsqueda de la excelencia moral. ¿Esto te recuerda algo de lo que estamos viviendo?

“EL AÑO DE LA INUNDACIÓN”: MARGARET ATWOOD

La novela de Atwood es mitad predicción y mitad sátira, ejemplifican imaginativamente los acontecimientos ocurridos en el Año 25, el “Año de la Inundación”, sin explicación de a qué época corresponde ese vigésimo quinto año, y, durante algún tiempo, sin explicación de la palabra “inundación»”. Se logra comprender que fue una inundación Seca, y que el término se refiere a la extinción de aparentemente todos excepto unos pocos integrantes de la especie humana por una epidemia sin nombre. La naturaleza y los síntomas de la enfermedad, a excepción de la tos, no están descritos. El fallo al hablar sobre la naturaleza de la enfermedad y los días de su peor virulencia convierte a la epidemia en una abstracción, novelísticamente ingrávida, pero igual de interesante y con varias similitudes con lo que estamos viviendo en la actualidad.

“SEVERANCE”: LING MA (2018)

La autora describió su libro como una “novela de oficina apocalíptica” con una historia de origen inmigrante, está narrada por Candace Chen, una millennial que trabaja en una empresa de publicación de la Biblia y tiene su propio blog. Ella es una de los nueve sobrevivientes que huyen de la ciudad de Nueva York durante la ficticia pandemia de fiebre Shen de 2011. Ma retrata la ciudad después de que “la infraestructura … se derrumbó, Internet se hundió en un sumidero, la red eléctrica se cortó”. Un panorama catastrófico de lo que puede venir después una pandemia.

LAS CINTAS QUE PRESAGIARON LA LLEGADA DEL CORONAVIRUS

“CONTAGIO”: STEVEN SODERBERGH (2011)

La película narra la irrupción de un virus desconocido, el MEV-1, originado en Hong Kong y que pronto acabará extendiéndose al resto del mundo, desencadenando una pandemia a escala similar a la provocada por el SARS-CoV-2. El pasado mes de marzo, sin embargo, “Contagio” había pasado del puesto 270 al número dos de las más vistas de todo el catálogo de películas online de Warner Bros, superada solo por la saga Harry Potter.

Parte de lo narrado en la película se inspiró en el brote de SARS del 2002-2003, un virus muy parecido al actual, de la misma familia, pero que desarrolló una capacidad de contagio menor y que tan solo causó 8.098 contagios en todo el mundo y 774 muertes.

“12 MONOS”: TERRY GILLIAM (1995)

Terry Gilliam dirigió a Bruce Willis, Madeleine Stowe, Brad Pitt y Christopher Plummer, entre otros muchos, en esta película situada en el año 2035 narra como después de la epidemia provocada por un virus que arrasa el planeta los supervivientes se refugian en comunidades subterráneas donde un voluntario se ofrece para viajar al pasado y conseguir una muestra del virus e intentar contactar con el ‘Ejército de los 12 Monos‘ estrechamente vinculado a la mortal enfermedad.

“ESTALLIDO”: WOLFGANG PETERSEN (1995)

Una película para la que en 1995 se reunió a un reparto de lujo en el que figuraban Dustin Hoffman, René Russo, Morgan Freeman, Kevin Spacey, Cuba Gooding Jr. y Donald Sutherland, todos ellos dirigidos por Michael Ballhaus que narra una historia que comienza en África donde el ejército de los Estados Unidos arrasa un campamento de Zaire foco de un virus mortal semejante al ébola para  mantener en secreto la enfermedad y evitar su propagación, pero un pequeño mono, portador del virus, termina por llegar al país norteamericano.

“SOY LEYENDA”: FRANCIS LAWRENCE (2008)

Will Smith es el protagonista de este film rodado en 2007 por Francis Lawrence en el que en 2012 el protagonista es el último hombre vivo sobre la Tierra, pero no está solo. El resto de humanos son vampiros que ansían su sangre. Tres años ante, el personaje que interpreta Will Smith era un brillante científico que no logró evitar la propagación de un terrible virus creado por el hombre. Sobrevivió porque es inmune al virus y busca la fórmula que permita utilizar su sangre inmune para devolver a los hombres su naturaleza.

Existen muchas más cintas y obras literias que podrían ser un fiel reflejo de lo que estamos viviendo en la actualidad con la pandemia del coronavirus.

con información de: https://yosoitu.lasillarota.com/gente/espectaculos/la-literatura-y-el-cine-adelantaron-lo-que-ocurriria-en-2020-pandemia-coronavirus-wuhan-china/426764

!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube