!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube

    Hace unos días, en una de las amañadas mañaneras apareció el que todo indica es el principal ideólogo de los varios que tiene la mal llamada cuarta transformación. Se llama Genaro Villamil, es autor de varios libros y a diferencia del desconocido coordinador de Comunicación Social de la Presidencia de la República    -Jesús Ramírez-     Villamil si tiene trayectoria en los medios de comunicación.

    El cargo que tiene dentro del actual gobierno federal, es tener bajo su mandato todos los medios de comunicación oficiales, los que son propiedad del Estado Mexicano, no del gobierno en turno, entre los que están: Canal 11 de televisión, Radio Educación, el Instituto Mexicano de la Radio (IMER), entre otros.

    Sí la memoria no me falla, que seguramente sí, parece es la segunda ocasión que aparece en este espectáculo matutino    -Genaro Villamil-    pues la primera ocasión fue cuando Andrés Manuel dio a conocer la encomienda que tiene dentro de la actual administración pública federal.

    Pero lo importante del asunto, además del cargo que ostenta, es el tema por el que apareció en otra de las desgastadas mañaneras. El motivo fue convencernos a todos los mexicanos, sí, a todos los mexicanos, o por lo menos a todos los que por trabajo estamos obligados a ver estas transmisiones, de qué a partir de ese día, miércoles 6 de mayo del año en curso, teníamos que combatir por órdenes presidenciales la “infodemia” que está ocupando muy grandes e importantes espacios de las ya no “venditas redes sociales”, sino ahora las “malditas redes sociales”. Léase: WhatsApp, Facebook. Twitter, google, YouTube, Amazón, etc.

    Situación maligna, no recuerdo si echo la culpa de esta a los conservadores, fifís o neoliberales, pero eso ya no importa. Lo que importa ahora es que ya las “venditas redes sociales”, cambiaron sus intenciones. Y ahora son malas, muy malas, al grado que el “detente” de Andrés Manuel, no puede nada en contra de ellas.

    Pero la realidad es, que el meollo del penoso asunto, es que no solamente la popularidad del guía espiritual del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), día, tras día, va a la baja. Sino de hace tiempo a la fecha, sus defensores en las “venditas redes sociales”, también lo han abandonado y solamente sus “boots” patrocinados por la oficina de Comunicación Social, aún funcionan, aunque parece han perdido el vigor con el que iniciaron el sexenio.

    Acción que no calificó como “infodemia”. Pues según Villamil, la “infodemia” es, el conjunto de mentiras que se transmiten por medio de las ahora ya “malditas redes sociales” y qué a base de repetirse, llegan a ser creíbles entre los receptores, al grado de hacerles daño no solamente mental sino también físicamente.

    Razón por la que el actual ocupante de la principal silla del Palacio de Nacional, expresó su deseo de hacer un debate en contra de estas empresas globales, pues nos están haciendo daño en México. Lo que desde el punto de vista que se analice es bastante ridículo, pues el cuestionamiento que surge es: ¿Cuándo sirvieron a sus intereses no había infodemia? La respuesta estimado lector usted ya la pensó y acertó.

    Pero derivado de lo citado en el párrafo anterior, en caso de poder acusar a estas poderosas empresas globales, ¿de qué se les va a acusar? O se repetirá la penosa situación que tuvo que soportar nuestro país, cuando el pleito fue con las poderosas calificadoras internacionales. Pleito que solamente arrojó como consecuencia un gran ridículo para México. Usted qué OPINA, estimado lector. Hasta el viernes. [email protected] (Fech. Púb. Miér. 13-mayo-20)

   

   

!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube
!Integrate al comercio electrónico¡ Estrategias en la Nube