“PROBLEMAS DE VIALIDAD”

Me han sorprendido los planes de obra que están haciendo y quieren hacer para supuestamente mejorar la vialidad en nuestra ciudad, porque desde hace muchos años el flujo vehicular se ha vuelto problemático por mala planeación y por acciones equivocadas que lejos de resolver los problemas, los han agravado y si a eso le agregamos la incompetencia de las autoridades para hacer cumplir normas e indicaciones como la de evitar la circulación de tráileres en la avenida Lázaro Cárdenas en las horas pico, cuando debían circular de día por el libramiento, provocando congestionamiento, accidentes y daños a la carpeta ahora de concreto.  Durante la administración pasada, se angostaron varias vías vehiculares agrandando las banquetas y colocando postes a orilla de banqueta que han sido motivo de accidentes y que algunos camiones no puedan dar la vuelta en una esquina como ya pasó con un camión de bomberos en el centro. El exceso de autobuses de pasaje que se paran en Lázaro Cárdenas a nivel de la legislatura y que hacen un congestionamiento brutal, el reciente paso a desnivel para dar vuelta en las Ánimas a la altura de la plaza, que sigue haciendo un nudo peor del que ya existía, cuando hubiera sido mejor hacer un paso volado hacia la plaza desde el puente y ahora querer disminuir el arroyo para agrandar banquetas de manera innecesaria;  y así por el estilo, diseñando supuestos cambios desde un escritorio sin ponerse a circular las calles y ver el congestionamiento que se hace por el servicio urbano que ocupa dos y hasta tres carriles sin dejar pasar a los autos y parándose a recoger pasaje mientras obligan a quienes están por detrás de ellos a echarse unas aspiradas del negro humo de sus mofles.

Antes de andar inventando cambios de circulación, angostar calles, poner parquímetros que si funcionan como en Veracruz puerto, es un franco asalto permitido, debieran tapar los baches de todas las avenidas importantes y calles aledañas, pues circular por Araucarias, Villahermosa, Miguel Alemán, Ruiz Cortines y otras más, parece que se circula por una brecha, teniendo que ir despacio y librando pozos ante el peligro de tronar una llanta y dañar la suspensión. Por cierto que habría que investigar qué pasó con el Dragón Rojo que compró el ayuntamiento para encarpetar rápidamente las calles, que funcionó solo en el trienio de la Licenciada Morales y después desapareció.

Esa solución de sugerir la bicicleta no es tan mala si no fuera porque hay calles y avenidas que para subir o bajar en la bici se necesitaría ser un atleta como los de la tour de Francia, sin embargo podría usarse para las calles más o menos planas.

Y por el momento, apurarse a terminar la obra de las calles del centro, que van muy lentas y ocasiona un congestionamiento aterrador.

Una buena planeación debería incluir pasos a desnivel que liberara el tráfico de las avenidas, solucionar los atorones que se hacen en Lázaro Cárdenas desde la legislatura, el puente, el desnivel de la Araucaria y hasta Plaza Américas en ambos sentidos, sugerir que el servicio urbano mejore sus rutas y utilicen minibuses en buen estado, entre muchas cosas que si resolverían el problema.