De plantas ancestrales

Hoy quiero presentarle a un distinguido lector de este espacio semanal. Y se lo digo con cierto orgullo porque él sí es un gran conocedor del tema. Biólogo de profesión con maestría en Botánica y doctorado en Ecología Forestal. Docente, investigador por 47 años, jubilado de la Universidad Veracruzana: el Dr. Mario Vázquez Torres.

Él tuvo la gentileza de contactarme por medio del correo electrónico que siempre pongo al final del artículo semanal que usted hace el favor de leer. Y lo pongo a manera de invitación para que hagamos diálogo, conversación; para que compartamos ideas, experiencias o tan sólo impresiones. Siempre en rededor de esta experiencia magnífica que es la de cultivar vida: plantas, árboles, flores. Las pongamos o no en el balcón, en el arriate o en la fachada de nuestra casa u oficina; en la escuela o en el parque, en el interior o en el exterior…Y entonces, el doctor Vázquez Torres me extendió la invitación para conocer su vivero en el vecino municipio de Banderilla, en el cual cultiva Ginkgo biloba y Cycadas.

Antes de iniciar el recorrido en sus extensos jardines, charlamos un poco acerca de sus experiencias en la universidad, ya como docente, ya como investigdor. Él disfruta del trabajo con estudiantes, en un Veracruz de naturaleza pródiga que es como un laboratorio viviente y está muy satisfecho del trabajo logrado con sus alumnos, el cual los llevó a escribir 10 libros y 100 artículos científicos más otros 100 de divulgación, siempre en torno al ambiente: las plantas, la naturaleza. El investigador refiere que imprimió mayor dedicación a su trabajo estando en la Mancha, estudiando a los pájaros y la ecología de las aves costeras.

Durante los años 1974 y 1975, junto con otros compañeros estuvieron ‘metidos’ en la selva del Uxpanapa, estudiando la composición de las selvas. Ahí fueron testigos de la terrible destrucción de trescientas mil hectáreas que se dio entre los años 1972-1977. Se desalojaron indígenas chinanteco-oaxaqueños y destruyeron selva para hacer pueblos.

Para 1978, el doctor Vázquez Torres comenzó a interesarse por las Cycadas y se dedicó a su investigación, creando un equipo con especialistas de Italia, y continuando con otros estudiosos norteamericanos de estas legendarias plantas. Recolectan polen de las plantas macho y fertilizan a las hembras y obtienen descendencia. Para ellos, es una forma de contribuir a asegurar su permanencia en la naturaleza, pues todas las Cycadas en el mundo, están en peligro de extinción. xalapaflorida@hotmail.com