Antorcha, el movimiento que AMLO deseo tener

“La predica más eficaz es el buen ejemplo.” – San Juan Bosco.

 

Cuando habitantes de Paso del Toro y Tantoyuca fueron hace 35 años a Tecomatlán, Puebla a pedir la intervención del dirigente fundador del Movimiento Antorchista, Aquilés Córdova Morán, no se imaginaron el aporte y la relevancia de su gestión.

Quienes en su momento apostaron al ideario político del Movimiento, fueron sin saberlo, en los precursores de una de las luchas sociales más relevantes de las que se tenga memoria en Veracruz.

La necesidad de gestionar espacios de tierra para la siembra y el cultivo, para sacar del rezago a comunidades, que olvidadas por los gobiernos emanados de la Revolución necesitaban ser escuchados, atendidas, integradas a una sociedad que los marginaba

Es de este modo como los habitantes de la “Y” griega de Paso del Toro, junto a los esfuerzos de un nobel Ingeniero Agricola, de nombre Samuel Aguirre Ochoa lograron tras 10 años de lucha y esfuerzo fundar el Ejido “La Antorcha” ubicado entre Medellín de Bravo y Cotaxtla.

Ahí el primer gran logro y contacto con la sociedad, que vio en la organización social, una respuesta real a la demanda de un pueblo que demandaba atención y un trato humanitario.

Detrás llego la gestión y construcción del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario Núm. 136 (Cebeta) de Tantoyuca, con el que miles de jóvenes veracruzanos lograron cambiar su entorno y realidad.

Así comenzaron a sumarse más y más poblaciones que encontraron en Antorcha una respuesta real, afirma el propio Samuel Aguirre Ochoa con este reportero en entrevista en el noticiero Ventana Informativa. https://www.facebook.com/Ventanaver/videos/775140382956814/

Cuestionado sobre que falta hacer ante las constantes acciones de rechazo del actual régimen, el líder del Movimiento es categórico, seguiremos adelante, a pesar de la cerrazón del actual gobernador Cuitláhuac García y del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha atacado en más de 100 ocasiones al movimiento.

Cuestionado por el trato del gobernador García Jiménez para con ellos, el líder en Veracruz afirma, ha sido distante, insensible, absurdo, irracional, simplemente su popularidad lo dice todo, en franca caída, así se puede resumir.

Nuestra misión va más allá de colores o partidos, nuestro compromiso es con México, con su pueblo, es la visión de un hombre que comprendió que en la unidad de los que menos tiene, está la fortaleza para transformar a una gran nación.

El proyecto de Antorcha es lograr desarrollar un hombre y una mujer consciente de su potencial, basado en el principio fundamental de la unidad en el amor a México, comprendiendo que abrazados a una causa justa el esfuerzo bien vale la pena.

Descalificar al movimiento como muchos pretenden, es la evidencia de que las cosas se han hecho bien, pues mientras el presidente denosté a la organización, más gente la abraza, en el entendido de que son sus gestiones, sus luchas, sus esfuerzos, se lograron llevar agua potable, servicios básicos, educación, infraestructura a sus lugares de origen.

No es lo que yo como dirigente logró, sino lo que todos sumados logramos, así que si nuestra cruzada proviene de una lucha gusta cómo fue la Revolución, de igual manera, habremos de seguir combatiendo por preservar lo conseguido a pesar del cambio de régimen político.

35 años de lucha permanente por cambiar a Veracruz, han dejado estragos en Aguirre Ochoa. No es el mismo joven que llegó a la entidad con la encomienda del líder, vaya usted a abrir la brecha. A pesar de ello, su convicción sigue intacta, incluso más férrea.

Hoy que están conmemorando un aniversario más, el ex diputado local lo vive, lo siente, lo vibra, ha sido una vida entregada a la causa, una causa que ha sido la razón de su existir, por la que cree que bien vale el privilegio de ofrendarla, en aras de la construcción de un mejor Veracruz y un mejor México.

 

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@gmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx