DESMORALIZA

Desmoraliza la falta de preparación y escasez de valores, de una gran mayoría de diputados de MORENA a nivel nacional. No se puede dejar en manos de ignaros, el destino de lo que podría afectar a nuestra sociedad. Son representantes de los ciudadanos y sus necesidades, pero hay quienes simbolizan otros beneficios. Los cabilderos de los empresarios, partidos políticos, presidentes, grupos de choque. Personajes nefastos que incluso no han terminado su primaria, pero los rodean de caros asesores.   No son elegidos sino impuestos por sus contratantes. Nunca se les ve en tribuna, ni participan en ningún proyecto.  Venden su voto, cuando se necesita. Entendemos que el trabajo parlamentario, cuando se realiza con conocimientos y visión, es muy demandante.  Pero esos son pocos y están identificados. En contraste de quienes ganan sueldos exorbitantes y no aportan nada. Se necesita una depuración inmediata. Hay que ser más drásticos, con el perfil de los mismos. Es un gasto millonario, que se debe regular porque lo han dicho, pero no lo han hecho. *** En Veracruz las legislaturas pasadas, sirvieron a los gobernantes en turno. Les firmaron sus solicitudes de préstamos, que fueron a parar a sus cuentas personales e inversiones, como Miguel Alemán y su Interjet. Millonarias partidas que quedan como deuda pública y que los veracruzanos deben pagar. Hoy mismo cohabitan en el congreso local culpables de delitos mayores, que van por muerte accidental hasta huachicoleros. Señalados por corrupción, drogas, alcohol. Los panistas se muestran prepotentes, déspotas y soberbios como gran parte también de los morenos, según se reporta. Así no vamos bien. Se dejan cooptar a través de dádivas y favores. Sirven al mejor postor y avergüenzan en su actuar. Se tiene que regular en ese sentido, pues son parte del caos que estamos viviendo. MORENA como mayoría, tiene un gran compromiso y debe responder y si no la Nación se los demandará. *** Después de 43 años en el periodismo, veo la necesidad de hacer un alto. Mole de Gente cumplió 41 años y es momento de parar, por tiempo indefinido. En Veracruz no solo asesinan a los periodistas, sino que los marginan, desprecian, agreden. No se puede realizar un periodismo crítico, sin ser vapuleado e incluso amenazado. Hay mucha indolencia y es mejor retirarse. A mis amables lectores, colegas, editores, amigos, familiares les agradezco su amabilidad. Existen aún proyectos de comunicación por realizar y a eso me avocaré, hasta que Dios me lo permita. Me siento satisfecha por esta entrega a mi profesión y por haber servido a la opinión pública, que es la meta principal. El mejor oficio del mundo, consideró el gran Gabriel García Márquez, que logré desarrollar a plenitud y con compromiso cívico y social. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá que tomar. Hasta pronto.