Pozos Castro ¿Responsable del caso Winkler?

Finaliza la primera semana del mes patrio con lo que puede ser el segundo error de repercusión nacional por parte de la desacreditada actual administración estatal.

Solamente que en esta ocasión no solamente se va a deber a la falta de oficio político, en otras palabras, a la falta de experiencia en estas lides de parte de los ineptos personajes que la idearon.

Ahora la situación es mucho más grave, en el pasado error en el cual embarcaron hasta el Presidente de la República, se debió a la falta de profesionalismo político que fue el no revisar la documentación en cuestión exhaustivamente como debió ser, por parte no solamente de dependencias estatales, como la Dirección Jurídica del Gobernador del Estado y la inútil Coordinación General de Comunicación Social, con lo que ya demostró, una vez más, para lo que sirve, para nada. Sino también las que tienen a su cargo revisar la documentación que leerá a todos los mexicanos, en las mañaneras, Andrés Manuel López Obrador.

En el caso que nos ocupa, que es la supuesta destitución temporal del fiscal del Estado de Veracruz, Jorge Winkler Ortiz, el problema es mucho más grave. Pues como lo afirmó en una entrevista radiofónica (con Pascal Beltrán del Río) que a nivel nacional le hicieron al torpe legislador tuxpeño, José Manuel Pozos Castro, en la cual afirmó que la ilegal acción era responsabilidad del Congreso de Veracruz, del cual es, el atolondrado Presidente de la Mesa Directiva. Desde ese momento aceptó ante los medios de comunicación a nivel nacional la vergonzosa paternidad del atentado. Pues como no pudo a través del derecho y su mayoría legislativa hacer correr al abogado Winkler Ortiz, ahora lo está intentando mediante la violación de varias de las legislaciones estatales que se ve no conoce. Pues durante la citada entrevista radiofónica nunca pudo responder a pregunta del inteligente entrevistador, cuál era la verdadera justificación de la ilegal remoción, solamente decía y repetía que eran informaciones de: “varias dependencias”, sin precisar cuáles. Agregando casi al finalizar los cuestionamientos, que no podía dar más información porque: “era confidencial”.

Todos lo que por nuestros estudios tenemos conocimientos de las leyes, sabemos que durante una investigación hay información que no se puede dar a conocer porque es confidencial, pero ésta es una atribución de la autoridad investigadora y no del que acusa. Pero independientemente de esto, lo grave del asunto es que nunca pudo exponer una justificación con fundamento jurídico, simple y sencillamente porque no la tiene o sabe cuál es.

Pero mientras Winkler Ortiz logra reunir las pruebas de que sí tiene la certificación por la que se le quiere remover, la encargada del despacho de la Fiscalía del Estado, Verónica Hernández Guiadans, quien se desempeñaba como directora Jurídica de la Secretaria de Gobierno del Estado y que no tiene el perfil para ocupar el cargo, y tampoco la avala la Ley Orgánica de la Fiscalía del Estado, debe tener mucho cuidado en su actuar, no vaya a ser que además de estar usurpando funciones, vaya a embarcarse en otros delitos, todo por apoyar al su ex jefe el nefasto y conflictivo Eric Cisneros, quien en realidad es quien mueve la cuna del inepto diputa Pozos Castro. Hasta el lunes. noti-sigloxxi@hotmail.com (Fech. Púb. Vier. 6-sep-19)