ENMOLADAS

Lo que distingue a los políticos corruptos nacionales, es el cinismo y la cobardía. Rosario Robles nos considera retrasados mentales. No es posible que una funcionaria con tantos años en los gobiernos, en los que ha estado, en puestos importantísimos tenga cuentas bancarias en el país de 15 mil pesos. Cuando fue perredista – jefa de gobierno del Df-todos supieron de su romance y negocios jugosos con el empresario argentino Ahumada, quienes tomaban botellas de vino de 35 mil pesos, según trascendió en su momento, y que llegaron a sumar tres en una noche de copas, una noche loca. De sus gustos sofisticados por las marcas, sobre todo en el calzado. Hoy es una pobre casi indigente, que no podría escaparse a Canadá mucho menos a Londres, como lo hizo la mujer de Duarte, Karime. Estos sujetos, nunca son culpables. Sus fortunas son heredadas o se sacaron la lotería. La cuestión es que a la hora de ser llamados por la justicia, huyen, se amparan o se enferman y solicitan arrestos domiciliarios. Finalmente Rosario no debe preocuparse, como le dijo su ex jefe EPN. Raúl Salinas de Gortari y Elba Esther Gordillo, pasado el tiempo salieron de la cárcel y les regresaron sus fortunas hasta con intereses. Aquí no tiene cuentas bancarias abultadas, la pobre, pero rastreen en los paraísos fiscales y algo encontrarán, como en las Islas Caimán.