ENMOLADAS

Es hora ya que el líder de MORENA, pare su discurso de odio, en contra de diferentes sectores sociales. Hace meses que sus mañaneras, son plañideras. La queja en contra de los malos manejos de los funcionarios corruptos del pasado, que todos conocemos. Pide que no lo midan con la misma vara, pero él lo hace con todos. Ha creado con su antagonismo, frustraciones verdaderas y peligrosas dentro de sus fanáticos. La Comisión de Derechos Humanos, debe intervenir para evitar una posible masacre como en EU. La rabia, coraje, furia con que muchos descerebrados, defienden incluso lo indefendible es de miedo. Imaginemos esa pasión desbordada físicamente y entonces habrá más sangre derramada. El tema a separado a familiares, amigos, compañeros de trabajo y hasta matrimonios. Todos los hombres tienen luz y sombra, como decía el escritor Ortega y Gasset. Nadie es perfecto y nada es verdad, ni nada es mentira plena. Ya es tiempo, que se vaya el eterno candidato y entre el jefe de estado, que el país necesita.