ENMOLADAS

Es una afrenta a la nación, denigrar a los encargados de la seguridad pública del país. Militares, marines, policías convertidos en viles carceleros, que arremeten contra una población enferma, hambrienta, pobre como los migrantes. Sin mayor polémica, son seres humanos inermes la mayoría. Huyen de sus países, por el acoso y falta de oportunidades, para su crecimiento. El régimen de la T4, olvida sus orígenes. Expone a hombres, mujeres, niños a actos de violencia y represión. No avanzan en el combate a la delincuencia, que va creciendo, y envían a 20, 000 elementos a cuidar la frontera, según son las órdenes de Trump para AMLO. El repugnante mandatario gringo, pusó el Coco y ahora le tiene miedo. Lo más lamentable es la ausencia de quienes manejan las leyes y los empresarios más fuertes, que ha hecho sus inmensas fortunas en éste país. No se ve la fuerza del orden y el desquiciamiento del gobierno, se vuelve peligroso sumado al fanatismo. No olvidar que la Patria es primero, pues ningún partido nos ha resuelto hasta hoy. Son transitorios, pero actúan como monarcas como MORENA. Nos costará más caro, no entenderlo.