ENMOLADAS

No puede haber más estulticia, en el considerar siquiera que el rata de Sergio Hernández Hernández-el bailador, mujeriego, corrupto, ambicioso, vicioso, inepto-pudiera ser alcalde de Xalapa. El diputado saqueo las finanzas del Congreso local e imaginamos que pasaría, con el erario del ayuntamiento de la capital. Si la intensión es cambiar a la brevedad al gris, mediocre, desgastado Hipolito, la jugada perfecta sería poner a Cynthia Lobato, una mujer destacada, inteligente y muy preocupada por los derechos humanos de todos los ciudadanos, especialmente de la mujer tan sobajada en nuestro estado. El capital político y trabajo social de Lobato, es incuestionable. Como empresaria también, seguramente, implementaría otra dinámica, al caduco sistema que no se ha movido un centímetro a la llegada de la 4 TRANSFORMACIÓN. Oh no?