EL JUICIO

Los rostros avejentados prematuramente, los ojos secos, la mirada perdida. Los pies destrozados, por ese andar interminable. Objetos de bendiciones e improperios, caminan, caminan sin descanso. Su mente esta alerta. No les permite dormir, relajarse. ¿Dónde está?, ¿Tendrá dolor, calor, frio, hambre?, ¿Dormirá cobijado, comerá a sus horas?, ¿Quién se lo llevó, por qué?, ¿Le di la bendición y nunca lo volví a ver?, ¿Por qué nos castiga Dios, con esta pena tan grande?  Se preguntan una y miles veces los padres afligidos, de los estudiantes de Ayotzinapa. Pero éste interminable dolor, lo padecen miles de madres mexicanas, que han visto desaparecer a sus hijos, de los cuales muy pocos los han ido a recoger en cadáver, huesos, una pieza dental. No hay razonamiento que valga, para ellos solo su: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!, que gritan desgañitados. Nada paliará su tormento. No hay infierno más cruel, que la ausencia. El juicio político, es impostergable. Ni perdón ni olvido. *** Veracruz  es un estado con primeros lugares de violencia extrema, en todas sus modalidades sobre todo en contra de la mujer. A los gobernantes pasados, se les debe hacer juicio político. Cada uno tiene responsabilidad, por su omisión e ineptitud para combatir y resolver el tema. Seguridad Pública Estatal, es una de las que más presupuesto recibe y de dónde todos los ex secretarios han salido millonarios. Incluso aun teniendo responsabilidades legales, como Arturo Bermúdez hoy libre. Ostentan grandes riquezas, pues incluso pactaron con la delincuencia organizada. El pueblo veracruzano ensangrentado y dolido por tanto crimen y despojo de su patrimonio.***  Muy delicado que el nuevo secretario de esa área, tenga supuestos antecedentes penales y no exista un pronunciamiento al respecto. ¿Me canso ganso? *** Trasciende que la fiscalía de Veracruz, recibía 100 millones de dólares anuales, aproximadamente, pero lo que arroja es un total fracaso y desacreditación. La imposición de Jorge Winkler, que tendrá que responder ante la ley de lo que se le impugna. Por dignidad tiene que renunciar, pues la presencia de gente de MIYULI -cualquiera sea la posición- es rechazada. Edel Álvarez Peña y el fiscal carnal, son residuos vergonzosos de un gobierno que nos engañó y traicionó. Se necesita autonomía real, en esos poderes de justicia y hombres nuevos con otra preparación. No tan tropicales y dependientes.  *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.