ENMOLADAS

Analistas serios y políticos de cepa locales veracruzanos, opinan que la guerra mediática en contra del fiscal Jorge Winkler, es un fuerte distractor para los horrores cometidos por Miguel Angel Yunes e hijos. Finalmente una empresa familiar-uno es alcalde y el otro aspirante fallido a la Gubernatura- se veían dueños de Veracruz hasta por doce años o más, según sus cálculos sobre todo los maternos. Prepotentes, soberbios, déspotas, engreídos lo único que recibieron fue el desprecio del sabio pueblo de Veracruz. No son mitos y leyendas, hay verdad en algunos señalamientos que van desde corrupción hasta violaciones de mujeres , infedilidades maritales y relaciones peligrosas. MIYULI nos engaño. Recibió dinero de los duartistas ladrones, – vómito negro- dejó a los más beneficiados en el congreso, los que metió a la cárcel ya se van y el sale loco de contento con su cargamento, que nadie reclamara pues tendrá amnistía. Muy mal ejemplo, pues la impunidad continuará. Habría de saberse, cuanto costó la campaña del Junior y porque MIYULI abandono su gobierno, para irse de jefe de campaña. Hay que auditar a todos los secretarios de despacho y dar a conocer, el tamaño del saqueo. Miguel Angel y sus hijos – Miguel y Fernando- son el claro ejemplo del gran cinismo político. Se areven andar por la calles, si vergüenza alguna. Mucho dinero, pero muy poca moral. Preocupa que en estos tiempos, aquello de ladrón que roba al ladrón, tiene cien años de perdón. Pésimo mensaje para la niñez y juventud nacionales. Nada cambiará, si los maleantes son cobijados por las nuevas autoridades, como en el caso del próximo secretario de seguridad estatal, que tiene antecedentes penales. Esperemos que los partidos hoy en el congreso, como opositores, reclamen.