“¿VUELTA AL PRESIDENCIALISMO?”

El próximo sábado por fin se cumplirá el sueño dorado de Andrés Manuel, rendirá protesta como nuevo presidente de la república y le será colocada la banda tricolor cruzándole el pecho a la vez que levantando la diestra recitará que la nación se lo demande. Acto que hace años ya había ensayado en el zócalo de la capital, colocándose la banda con el águila de Iturbide y declarándose prejidente legítimo, para después desgraciarle la vida y la economía a comerciantes y empleados del Paseo de la Reforma, por meses, causando gran desempleo, además de caos vial, convirtiendo tan bella avenida en un basurero y escusado gracias a cientos de acarreados tercermundistas.

Esta vez si llegas a la silla presidencial, gracias a 30 millones de votantes que creen ciegamente en que mejorarás el país, nuestra economía, disminuirás la violencia e inseguridad y erradicarás la corrupción, lo cual dudo y perdona mi escepticismo pero no creo que eso lo logres cuando en tu equipo tienes a muchos de los viejos dinosaurios del PRI, empezando por Muñoz Ledo, que fuera lame botas de Díaz Ordaz, Echeverría, López Portillo, luego Fox y cual Fouché, fue traicionando a uno por uno para mantener su coto de poder. Y qué decir de otros más que tienes a tu lado. Muchas fueron tus promesas de campaña con lo que la gente se volcó creyendo que salvarías al país, empezando por quitar el impuesto especial a las gasolinas y bajando el precio de los energéticos, habrá que ver si a partir del lunes se va cumpliendo. Igualmente prometiste parar el nuevo aeropuerto, el cual lleva 18 años de estudios y planes y ha sido aprobado por empresas e institutos aeronáuticos, y basado en una encuesta sin significancia y en la que votó mucha gente que no usa ni taxis, le diste carpetazo al proyecto, beneficiando a tu cuate el de los segundos pisos. Ahora en otra encuesta escueta y manipulada, logras el proyecto del tren Maya, que además de pasar por  tu rancho, afectará a etnias y selvas de la región. Has logrado iniciar tu mandato, haciendo a un lado al títere de Enrique, quien esperando el perdón y olvido te ha cedido el mando ya hace un tiempo.

Tienes algunos buenos proyectos y programas, aunque económicamente los veo complicados de cumplir completamente, otros los veo difícil de llevar a cabo y otros para mi gusto muy fantasiosos e irrelevantes, pero creo que una vez que tomes el cetro, trabajes por los que viven en pobreza extrema, por los millones de damnificados de los desastres naturales recientes, que cumplas el bajar los costos de energéticos, que favorezcas la inversión y con ello la creación de empleos, que controles la rapiña de los banqueros y abarates la canasta básica de alimentos y servicios. Que gobiernes con democracia, sin querer controlar a los estados libres y soberanos ni a los municipios libres y sobre todo que no regresemos al presidencialismo total de Díaz Ordaz y Echeverría ni al gobierno dictador del priismo añejo. Convéncenos a los escépticos y cumple en bien del país.