ENMOLADAS

La Banda Yunista, sí existe, resultó no solo corrupta, inepta sino totalmente gris. Eso se comprueba con las comparecencias, en el oscuro Congreso estatal donde todavía quedan vestigios del panismo rapaz. Uno de los secretarios más ávidos, por el presupuesto que manejaba, fue Téllez Marié que recibió cientos de millones de pesos de la federación y estatal y admite que Veracruz no vive en paz, sin siquiera haber hecho el intento de frenar a la delincuencia casera. Esa que anda en motos o taxis, haciendo de las suyas sin temor a nada. Arturo Irán Suárez, de Salud, que habría que checar la magna obra que presume, cuando todos vemos las condiciones deplorables de este sector. Enrique Pérez , de la SEV, que se asigno él y su familia jugosas plazas de maestros y tuvo en la Oficialía Mayor, a un mapache como Abel Cuevas al que hay que auditar con cuidado. No menos mentiroso, Elías Assad , encargado de prensa del gobierno que se va, el más estulto que pasó por ahí. Negando opacidad en el cuantioso presupuesto asignado y que se haya tratado mal a la prensa, cuando tuvieron un desprecio total a la local. Son solo unos botones, de muestra.