ENMOLADAS

Ivonne Cisneros, la ex sindica xalapeña, lo dijo friamente: nosotros sabemos ser oposición, pero no sabemos gobernar. Me lo comentó, en pleno ejercicio de su cargo. Mujer muy cercana a AMLO, inteligente y sagaz, desnuda la realidad. Es comprensible, pues nunca habían tenido el poder y por ello los tropezones, que los están debilitando. Un ejemplo es la alcaldía xalapeña, que con Hipolito Rodríguez nada más no da una. Rodeado de ineptos, prepotentes y déspotas como su encargado de prensa, está extraviado. Los capitalinos se preguntan, si así será el próximo gobierno estatal y tienen válida incertidumbre por algunas de las asignaciones que ha realizado el gober electo. Lo que si no deben olvidar, que aunque sean mayoría no pueden violar los derechos ciudadanos con imposiciones. Se estará vigilante y si no hay la capacidad para desarrollar su trabajo, se presionará para su distitucion. Será a través de una consulta popular, del “sabio pueblo”. La participación ciudadana organizada, tendrá facultades legales para ello. Es uno de los contrapesos, en un pretendido absolutismo. Por lo menos, así parece la intención.