ZANGANOS

Los mexicanos mantenemos a una clase política, llena de zánganos que no producen y se asignan sueldos millonarios. Sin preparación alguna menos académica, de trayectoria, reconocimiento solo se activan en las campañas electoreras. La conformación de las elites es a base de amigos, familiares, amantes, lealtades, compromisos, negociaciones. Este punto es el que frena el avance de cualquier gobierno, por mucho interés que exista en el desarrollo. Hay personas que no saben siquiera escribir y leer, como algunos diputados, que les acercan carísimos asesores para que les hagan su trabajo. No es historia pasada, está sucediendo hoy mismo en la cuarta trasformación y tiene registro puntual. Se debe tomar medidas al respecto y exigir se presenten los currículos de todos aquellos, que ostentarán los cargos de mayor responsabilidad hasta en cuarto grado de responsabilidad. Deben  dar resultados en la inmediatez, porque no se puede admitir mayor demora en las soluciones a la problemática en general.  El  “me dejaron con un estado quebrado”, “es la curva del aprendizaje” son pretextos desechables, porque no se les paga para que lleguen aprender. Están advertidos, para que después no linchen a quienes lo exigen. *** En Veracruz la responsabilidad, es más que grande. Lo que arrastramos desde Miguel Alemán Velasco hasta Miguel Ángel Yunes Linares, ha sido desastroso. No  aportaron ningún beneficio real al estado y su quebranto lo comprueba. Secretarios de despachos opacos, mediocres, ineptos -especialmente los del duartismo y yunismo- que con su complicidad sumaron al hundimiento.  En ese vaivén se tejió la estafa maestra, integrada de funcionarios bandidos. Aunque no es garante la academia y la cultura de honradez, – versus Salinas de Gortari y López Portillo-  por lo menos se asegura algo de certeza. Lo de la reducción de los salarios, habrá que verlo. *** La Salud, la Educación y la Seguridad Pública son dos ejes rectores de la  administración. Los ladrones asaltaron las instituciones veracruzanas al respecto y eso no debemos permitirlo más. En la SEV verdaderos saqueadores, que auxiliados por sus Oficiales Mayores- Edgar Espinoso, Vicente Benítez, Abel Cuevas – se llevaron millones a las campañas y a su fortuna personal. En Seguridad Pública Alejandro Montano, Arturo Bermúdez y Téllez Marie sepultaron el  ejercicio, para volverlo un negocio muy fructífero incluso con el secuestro, que también provenía de la secretaría de gobierno. Esta es la historia de la depredación de las instituciones dedicadas al bienestar colectivo, cuando son asignadas a personas sin escrúpulo alguno. Ahí están sus fortunas a la vista, como la de Duarte que los únicos que no la ven es la justicia nacional. Ojalá que el gobernador electo, quien ya eligió al de Salud -muy cuestionado- piense bien a quien lleva a la SEV y a la SSP. Será detonante su elección. *** La única lealtad que deben tener los gobernantes, es con el pueblo que los llevo a la cima. *** Cuitláhuac García no está dimensionando su responsabilidad y sus acciones. El que digan que es más estulto que Cuauhtémoc Blanco, es  muy  vergonzoso. De los futbolistas, se sabe que no tienen ninguna preparación pero que el gobernador electo de Veracruz carezca de lo elemental, es muy grave. Además que no tiene la simpatía general, como la del  de Morelos. Debiera prestar oídos, a los consejos bien intencionados. *** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.