RETOS DE MEXICO PARA IMPLEMENTAR UN SISTEMA NACIONAL ANTICORRUPCION EFECTIVO.

Existen países que han vivido el problema de la corrupción y han tenido que crear modelos anticorrupción con temas específicos que han sido elementos clave para enfrentar con éxito este mal, pero una característica de estos países es haber hecho un diagnóstico del problema y convertirlo en una verdadera voluntad política para el cambio.

Los siguientes países son de los primeros lugares en el índice de percepción de corrupción de Transparencia Internacional que han tenido éxito, que mide qué tanto los ciudadanos perciben este mal en la administración pública.

 

Dinamarca

  • La economía danesa se basa en programas amplios de asistencia socialy una distribución equitativa de la riqueza.
  • Los programas de saluddaneses reciben un 6% de su Producto Interno Bruto dedicado a este rubro.

 

Nueva Zelanda

 

  • El país en Oceanía atribuye su éxito de su modelo anticorrupción a su asistencia social, un sistema judicialeficiente y a las oportunidades de empleo.

Finlandia

 

  • La política finlandesa en su modelo anticorrupción incluye libertad en medios de comunicación, un gobierno transparente y acceso libre a documentos públicos.

Singapur

 

  • Esta nación confrontó a la corrupción en 1952, con el establecimiento de la Agencia de Investigación de Prácticas Corruptas.
  • El poder judicial singapurense además aborda de la misma manera los casos de corrupciónen todos los niveles, desde los más pequeños hasta los de cuello blanco. La ley sin distingo o privilegios de impunidad.
  • Salarios de los funcionarios públicos son altos, pero profesionalizados a fin de evitar de caer en enriquecimiento ilícito y sanciones severas.

Hong Kong

 

  • La nación asiática, que por décadas fue uno de los más corruptosen el mundo, emprendió medidas contra este mal desde 1974, Creando
  • la Comisión Independiente contra la Corrupción para vigilar e investigar a funcionarios.
  • Las medidas, sin embargo, también incluyeron a toda la población con unprograma de 3 ejes:

Educación desde preescolar, prevención y castigo.

 

 

En los países más avanzados del mundo existe una verdadera división de poderes. En esas naciones el sano equilibrio entre ellos asegura mayores índices de honestidad gubernamental, de transparencia y de ética en el servicio público. Pudiera ser que la competencia entre poderes y la observación y vigilancia que hacen entre ellos, sean dos de los factores que les asegura bajos niveles de corrupción y de impunidad en la vida pública. Con una estricta división de poderes, se podrá empezar a creer en el avance de alguna lucha anticorrupción.

Pero también debe reconocerse que la corrupción es un problema de cultura, de educación y de condiciones socioeconómicas.

 

Mas sin embargo deberíamos de ver factores de los modelos de éxito internacional que debemos adaptar a México de manera paulatina como una nueva cultura que se debe de empezar a sembrar desde la educación preescolar,

Los modelos de éxito tienen estos rubros atendidos de manera recurrente para controlar o combatir la corrupción como una forma de vida:

  • Asistencia Social
  • Inversión suficiente en Salud
  • Distribución equitativa de la riqueza
  • Gobierno transparente y acceso libre a documentos públicos.
  • Libertad en medios de comunicación
  • Sistema Judicial Eficiente y autónomo
  • Oportunidades de empleo formal o desarrollo empresarial
  • Comisiones Independientes contra la Corrupción para vigilar e investigar a funcionarios.

 

 

En México en los 80´s iniciaron los esfuerzos para el combate a la corrupción por lo cual nace la Secretaría de la Contraloría General de la Federación (cuyo acrónimo era SECOGEF), a la que le agregaron el “desarrollo administrativo” para convertirla después en SECODAM y más tarde en la Secretaría de la Función Pública (SFP). Y como órganos autónomos del Poder Legislativo, al poco tiempo surgieron la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y los órganos superiores de fiscalización en los estados, donde aparte coexisten las contralorías estatales y demás entes de control y vigilancia de los otros poderes. Todos ellos con suficientes presupuestos dedicados para prevenir la corrupción.

 

En México tenemos tres factores por lo cual no se ha consolidado eficiencia y eficacia en la lucha anticorrupción al respecto:

1.El turbio uso del recurso del erario público, sin mediciones reales de efectividad en sus objetivos;

2.Alta impunidad que no castiga a los culpables, o la falta de capacidad de integración de carpetas de investigación hechas de buena fe, pero con personal sin la experiencia necesaria, o de mala fe para prever en contubernio para buscar la liberación de cargos por forma, lo cual es un acto de corrupción y donde no existe una sanción a fiscales por ineficiencia de efectividad de hechos consumados y comprobados.

  1. El hecho de que la sociedad ya no cree en ninguna clase de lucha anticorrupción por tantos años con instituciones ineficientes e inmersas en la corrupción con titulares puestos a modo y por acuerdos políticos.

 

 

 

 

 

La democracia representativa

 

El siglo XX ha sido un siglo de consolidación de la democracia en muchas sociedades. No obstante, al mismo tiempo que se consolida, se burocratiza y se aleja del ciudadano. Existen distintos factores de la democracia actual que la alejan del objetivo principal de avanzar hacia sociedades basadas en el bien común y la colectividad:

¾ Gran parte de los ciudadanos perciben que los gobiernos elegidos democráticamente terminan por responder a intereses económicos. Esto ha generado una desconfianza generalizada. En muchos países el porcentaje de participación en las elecciones no alcanza el 30% de la población.

¾ La democracia representativa, basada en la delegación de poder a través del voto, provoca que los intereses de las minorías nunca estén representados.

Por tal motivo y debido a que la representación popular mediante sistemas democráticos se ha utilizado únicamente para enriquecer a unos cuantos de grupos políticos sin realizar realmente su labor de representación, los esquemas tienden a cambiar a una democracia participativa utilizando redes sociales, organizaciones sociales que emitan opiniones y denuncias de corrupción y de problemáticas que deben de ser atendidas para un colectivo real.

El papel de las redes

 

Uno de los factores básicos que posibilitan la transformación hacia ciudades participativas es la consolidación de la red social, los actores locales y, sobre todo, las relaciones que se establecen entre los mismos.

La Audiencia Pública es un canal de participación para que la ciudadanía presente propuestas.

Mas sin embargo en la actualidad existe mas canales de comunicación ciudadana integradas en redes sociales digitales, que se les debe de dar credibilidad y formalidad ya que las necesidades cada día son cambiantes y por lo cual debe de existir dinamismo y asertividad en políticas públicas tomando en cuenta estos sistemas de escucha.

 

 

 

 

Hipótesis concluyente:

 

Para crear una nueva cultura en el tema en comento, lo primero es generar orden en lo que existe, análisis de lo que realmente se necesita, transparencia y limpieza en procesos, disciplina de servidores públicos de profesión y vocación, por lo que es necesario  la apertura del siguiente gobierno para  dar oportunidad a la participación ciudadana profesionalizada para aceptarles propuestas de esquemas innovadores de gestión política, con estricto apego a la legalidad y ética profesional con proyecciones medibles y metas.

Así mismo si se da una estricta división de poderes, respeto a organismos autónomos y apertura a la democracia participativa podremos empezar a creer el avance de alguna lucha anticorrupción en México, pero la realidad es que estamos pasando por una grave crisis de incredulidad por las experiencias pasadas, pero también tenemos una gran esperanza de un cambio donde todos queremos participar.

Ya es momento de participar observar y proponer, y no dejar que unos cuantos decidan por todos, gran oportunidad para olvidar la demagogia recurrente y atender lo realmente importante, dejar la simulación de actos o programas fallidos.La comunicación abierta es básica y la percepción ciudadana es el verdadero termómetro social, por lo consiguiente hay que enfocar acciones ponderando problemáticas de impacto y la sociedad se sienta tomada en cuenta para que todos vayamos para el mismo lado y llegar a hacer un México desarrollado y majestuoso. .